Hemos dejado atrás los excesos navideños y tenemos que empezar a cuidarnos de cara al verano y debemos empezar ” ya ” para que no se nos eche el tiempo encima.

La ventaja es que tenemos tiempo para realizar pequeños cambios que se irán notando poco a poco y evitaremos las prisas de última hora.

El primer cambio será movernos un poco más, no es obligatorio apuntarse al gimnasio pero si caminar a paso ligero al menos 40 minutos al dia. Si decidimos la opción del gimnasio además del ejercicio aeróbico ( cinta, bici, eliptica, zumba, aerobic) complementaremos con alguna sesión de  fortalecimiento muscular (aparatos o acondicionamiento fisico) que nos permitirá mantener la masa muscular y evitar la flacidez del adelgazamiento

Respecto a la dieta debemos dar más protagonismo a la verdura de todas formas y colores, a la fruta pero sin abusar, a las carnes blancas y al pescado, a la legumbre y algún fruto seco. Evitaremos la bolleria industrial, refrescos azucarados y grasas animales.

Si tenemos un problema de sobrepeso u obesidad y necesitamos una dieta más controlada es el momento de empezarla ya que no es conveniente perdidas bruscas o muy rápidas de peso porque son las más sensibles al fenómeno del “rebote”

Recordar que las prisas no son buenas y que el buen camino está hecho de pequeños pasos