La navidad  es el periodo del año por excelencia en el que la vida social es mayor y como en nuestra cultura la vida social va unida a la comida y a la bebida, es muy fácil que cometamos excesos que luego nos pesaran durante los meses siguientes. Aqui van una pautas para que los excesos sean menores y como compensarlos

Precaución con la bebida: 

Si vamos a salir a “tomar unos vinos” intentar alternar cada copa de vino o cerveza con otra de agua o cerveza sin alcohol para poder aguantar las rondas sin tomar excesivo alcohol. respecto a las tapas como actualmente hay mucha variedad, elegir las que no tengan fritura ni muchas salsas, y si tenemos problema de peso evitar también las que lleven mucho pan. En vez de patatas fritas, aceitunas y encurtidos, en vez de chorizo escoger jamón serrano, cecina o queso, cualquier tipo de pescado o marisco. casi simepre hay donde elegir y recordar que hay que buscar calidad, no cantidad. Se puede tomar tapa para dismunuir el efecto del alcohol, pero esta no debe sustituir a la comida o a la cena porque siempre será menos saludable

Comidas y cenas familiares

Debemos tener cuidado con los entrantes y canapés y dar prioridad a las ensaladas , marisco , carne, pescado. Un buen postre es la piña que ayuda a digerir las grasas y en vez de abusar de dulces escoger frutos secos.

Respecto a los turrones escoger los que mayor porcentaje de frutos secos lleven y  evitar los que además de azúcar y frutos secos llevan otros componentes  añadidos porque el contenido calórico se dispara.

Ejercicio

Y si a pesar de todo nos hemos pasado, habrá que quemar los exceso haciendo un poco de ejercicio extra. Media hora de caminata  ligera para quemar un trozo de turrón no es un precio excesivo.

                  

                               FELICES FIESTAS